Youtube
Facebook

Beneficios del Aceite de Coco Virgen Extra y diferencias con el refinado, ¿cuál es mejor?

Si estás comenzando a utilizar Aceite de Coco en tus recetas, es fundamental que conozcas y selecciones el más adecuado. Y es que, en el mercado los dos tipos más comunes son el Aceite de Coco Virgen Extra y el aceite de coco refinado. Ambos se utilizan de igual manera a nivel culinario, pero el segundo de ellos es mucho menos saludable que el virgen extra. ¿Quieres saber más diferencias entre estos aceites? Te las contamos a continuación:

El aceite de coco virgen extra se obtiene tras prensar la pulpa del coco en frío, sin que intervenga ningún proceso físico ni químico. Lo máximo que se hace con él es filtrarlo para evitar que se cuelen trozos de pulpa que no hayan sido bien prensados durante el proceso. Por su parte, el aceite de coco refinado se consigue mediante un procedimiento en el que intervienen agentes químicos o temperatura. Algunos de los motivos por los que se refina este aceite son para hidrogenarlo y conseguir que se mantenga siempre líquido, para eliminar su olor o sabor, para blanquearlo… Además, para conseguirlo, habitualmente se utiliza aceite de coco de menor calidad. Estos motivos hacen que sea totalmente desaconsejable su consumo, especialmente a nivel culinario.

Gracias a su proceso de extracción, el aceite de coco virgen extra conserva intactas todas sus propiedades y es apto para usos tanto cosméticos como culinarios, a través de los cuales podemos beneficiarnos de sus múltiples propiedades. Además, conserva su olor y sabor, ofreciendo un extra a nuestros platos. El refinado tiene un sabor menos intenso e, incluso, puede carecer de olor. También por el modo en que se obtiene, y por el contrario, no se recomienda el consumo del aceite de coco refinado, ya que en su extracción se pierden esas propiedades saludables y se altera su composición. Así, al tratarlo, se puede perder parte o todo su ácido láurico, uno de los ácidos grasos más importante del aceite de coco virgen extra y al que debe mucha de sus cualidades.

Tal y como se desprende de los motivos enumerados anteriormente, el aceite de coco virgen extra es la opción que debemos tener en cuenta a la hora de comprar este producto, independientemente de si vamos a utilizarlo para cocinar recetas dulces o saladas o de si queremos darle un uso estético, empleándolo para hidratar nuestra piel o cabello, por ejemplo.