Youtube
Facebook

Recetas con Aceite de Coco V.E Ecológico: especial platos salados

Aunque el aceite de coco es un producto relativamente reciente en el mundo occidental, durante cientos de años ha sido base de la alimentación de muchas poblaciones del pacífico. Así, por ejemplo, podemos encontrarlo en recetas asiáticas tipo wok.

Normalmente asociamos el sabor del coco a recetas dulces. De hecho, podemos utilizar el aceite de coco en ellas como saborizante y sustitutivo de la mantequilla. Además, por sus propiedades y beneficios este aceite es una estupenda fuente de grasa vegetal para nuestras recetas saladas. Se trata de un ingrediente saludable, en tanto que se compone de ácidos grasos de cadena media (AGCM), lo que ayuda a aprovechar mejor nuestra energía. Asimismo, nos aporta un mayor grado de saciedad, ayudándonos a controlar mejor nuestro peso. En este sentido, el aceite de coco también beneficia a las hormonas que regulan el tiroides y nos ayuda a acelerar nuestro metabolismo.

Como vemos, son muchos los motivos por los que deberíamos incluir en nuestra dieta el aceite de coco. Más aún si es Virgen Extra Ecológico, como el nuestro. Su certificación como producto ecológico garantiza que procede de cocos cultivados sin pesticidas ni herbicidas. Nuestro aceite de coco es de primera presión en frío y es fruto de cocos recién recolectados y madurados al sol. Sin duda, un valor extra para nuestra cocina y nuestra salud.

A nivel culinario, el aceite de coco suele estar muy presente en preparaciones tipo wok por su vinculación originaria con Asia. Sin embargo, su uso cada vez más extendido en el resto del mundo está abriendo un nuevo abanico de posibilidades. Así, podemos emplearlo en la preparación de platos de arroz, pasta, setas, verduras a la plancha, maridajes de pescado… Eso por no hablar de las ensaladas, a las que podemos añadirlo tanto en crudo como en aliño.

A la hora de cocinar con aceite de coco, es posible añadirlo indistintamente en estado líquido o sólido. Este es uno de los aspectos que suele llamar la atención de los consumidores y que suele generar bastantes preguntas. Este cambio de estado se debe a la propia composición de este aceite, que hace que se mantenga sólido cuando se encuentra por debajo de los 24º. El paso de un estado a otro, que notarás a lo largo del año a temperatura ambiente, no afecta para nada a la durabilidad y calidad del producto. De hecho, se puede conservar a temperatura ambiente hasta dos años.

A continuación os proponemos algunas recetas saladas con aceite de coco. ¡Anímate a probarlas y descubre un nuevo mundo de posibilidades y sabor!

 

PINCHA EN LA IMAGEN DE CADA PLATO PARA ACCEDER A LA RECETA COMPLETA.

 

Wok de ternera

Salmón marinado con aceite de coco