Youtube
Facebook

Recetas dulces con aceite de coco

Como sabes, el aceite de coco tiene grandes propiedades para nuestra salud. Es rico en ácido láurico, lo que favorece nuestras defensas; es un buen aliado para quienes padecen algún tipo de trastorno de tiroides, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, promueve el colesterol bueno… Incluso favorece el adelgazamiento como consecuencia de su poder saciante.

Por todos estos motivos, y porque nos encanta el sabor que le da a las comidas, solemos emplearlo a menudo como complemento del aceite de oliva en nuestras recetas. Y es que, no se trata de sustituir nuestro preciado aceite de oliva por aceite de coco, sino de combinar ambos.

Si estás iniciándote en el uso de aceite de coco en tus recetas, te animamos a que comiences a familiarizarte con él con recetas dulces.

 

Sustituye la mantequilla por aceite de coco

Uno de los principales atractivos del aceite de coco, además de su aporte de sabor y sus propiedades, es que podemos sustituirlo perfectamente y en las mismas proporciones por la mantequilla. Esto se debe a que ambos tienen una composición y comportamiento similar ante los cambios de temperatura.

Por debajo de los 24ºC el aceite de coco se solidifica. Así, podemos usarlo perfectamente para preparar la base de galletas de nuestras tartas, pastas untables, brownies… Conseguiremos el mismo efecto que con mantequilla, siendo el aceite de coco más saludable.

 

Recetas dulces con aceite de coco

A continuación te dejamos una selección de recetas dulces en las que usamos monodosis de nuestro Aceite de Coco VE Ecológico. Son recetas prefectas para utilizar este formato, pues nos resultará más fácil emplear la cantidad exacta.

 

PINCHA EN LA IMAGEN DE CADA PLATO PARA ACCEDER A LA RECETA COMPLETA

 

Helado sorpresa

 

Batido de frutos rojos y aceite de coco

 

Tarta de coco y frambuesas

 

Cuajada de limón

 

 

¿Por qué usar aceite de coco en formato monodosis?

Como ya te contamos en este post, el formato monodosis de nuestro Aceite de Coco VE Ecológico es de lo más práctico y útil. Y lo es por estos motivos:

  • Fácil almacenamiento y conservación. Es fácil de transportar y guardar. Al usarlo en dosis individuales, además, se conserva muy bien.
  • Mejor aprovechamiento. Nuestras monodosis de aceite de coco tienen una capacidad de 10 ml. Esto nos permite usar siempre la cantidad justa, controlar mejor lo que consumimos y no desperdiciar ni una gota. Además, nos facilita la tarea de incorporarlo a las recetas sin necesidad de medir. ¿Se puede pedir algo más?