Youtube
Facebook

Recetas y hábitos para combatir los excesos alimenticios

recetas_habitos_excesos_alimentacion

Cada nuevo año, uno de los propósitos más recurrentes es el de bajar de peso. Ya sea por un mayor compromiso con nuestra salud, para bajar esos kilitos de más que hemos cogido durante la Navidad o porque tenemos la mente puesta en el verano, tenemos que tener en mente una serie de cuestiones.

Fundamental: ¡nada de dietas milagro! En la pérdida de peso no vale cualquier cosa. Si queremos seguir el mejor de los caminos, necesitaremos un poco de paciencia y constancia. Y es que, como sostiene la doctora en Alimentación y Nutrición Laura Arranz: “perder peso rápido puede dar lugar al conocido y temido efecto rebote. Por tanto, más vale algo más lento pero seguro de no recuperar lo perdido”.

Si optamos por ese recomendado y saludable camino más lento, ¿qué debemos hacer? No renunciar a comer bien. Eso por supuesto. Basta con reducir las cantidades de nuestras ingestas, sin prescindir de todos los grupos de la conocida pirámide alimenticia, aunque dando un mayor protagonismo a los menos calóricos. Esto se traduce en:
• Más verduras. Como ya sabemos, deben estar presentes durante el almuerzo y la cena. Tienen un alto poder saciante y contenido en fibra, son ricos en vitaminas y minerales. Podemos combinarlos de mil formas e integrarlos en platos de todo tipo, como en este pastel de calabacín y atún o en esta pizza con base de coliflor. Recuerda siempre dar prioridad a los productos de temporada. Recuerda cuáles tenemos ahora durante el mes de enero.
• Favorece el consumo de pescado sobre el de carne. El motivo se debe a que el pescado nos aporta proteínas de calidad con un menor aporte energético que la carne. Incluso si optamos por el pescado azul, más graso, estaremos consumiendo un tipo de grasa que tiende a no acumularse en el organismo. Desde La Masía te recomendamos recetas como merluza en amarillo, patatas con choco o sepia, brochetas de langostinos y rape con verduras

• Come más legumbres, unas dos o tres veces por semana. Este tipo de plato nos aporta muchas proteínas y fibra, lo que nos ayuda a saciarnos y a mejorar nuestro tránsito intestinal. Por supuesto, combínalas mejor con carne blanca (pavo, pollo o conejo) o verduras, como en este guiso de alubias con verduras.
• Fruta, siempre. Eso sí, para combatir los excesos, os recomendamos mejor tomarla entre horas que después de las comidas. Mantén este hábito durante unos días. Te ayudará a estar más saciada y, como consecuencia, a bajar de peso. Recuerda también tomar las que están de temporada, pues se encuentran en su mejor momento de consumo. Aquí tienes un listado de todas las de enero.
• No olvides los cereales. Sí, pero pocos e integrales. Mejor tomarlos durante el desayuno que durante el resto del día.
• Calma el apetito con frutos secos y yogures desnatados. Su bajo aporte calórico los convierten en la opción perfecta para ayudarnos a sobrellevar los periodos entre comidas.
• Imprescindible tomar 2 litros de agua al día. De este modo nos mantendremos convenientemente hidratados. Eso por no decir que es uno de los líquidos más saludables que podemos tomar, junto con los zumos de frutas naturales y las infusiones, también recomendados cuando queremos bajar de peso.

Ahora que tienes todas las claves, sólo te queda ponerte en marcha. Recuerda que puedes consultar nuestro blog de recetas y navegar entre distintas categorías de platos para encontrar aquel que mejor se adapte a tus necesidades. Además, no olvides practicar algo de ejercicio. Esto multiplicará los efectos de tu dieta y te ayudará a estar mas sana y a liberar endorfinas, haciendo que te sientas mejor y más feliz, entre otros muchos beneficios.