Youtube
Facebook

¿Por qué utilizar aceite de coco con certificación ecológica?

 

Debido a sus múltiples beneficios y a su versatilidad, cada vez es más fácil de encontrar aceite de coco en los supermercados. Poco a poco se empieza a asentar su consumo a nivel cosmético y, también, culinario, pudiendo emplearlo como complemento en recetas de tipo dulce y salado. Pero, ¿cómo saber si estamos consumiendo el aceite de coco más adecuado?

Para garantizar que estamos frente a un aceite de coco de calidad, deberemos fijarnos en su etiquetado. En este sentido, debemos tener en cuenta dos cosas:

  1. Que sea virgen extra. Esta denominación garantiza que no ha intervenido ningún proceso químico o físico en su obtención. Es decir, este aceite no se ha tratado ni alterado artificialmente durante su proceso de elaboración. Con lo cual, mantiene intactas todas sus propiedades, así como su color y sabor. Si quieres un aceite de coco más puro y saludable, escoge el primero de ellos. Y es que la diferencia entre ambos es bastante notoria. El aceite de coco refinado sigue un proceso en el que intervienen agentes químicos y físicos con varios propósitos: que se mantenga siempre líquido (recordemos que cambia de estado según la temperatura a la que se encuentre), para eliminar su olor o sabor, para blanquearlo… Además, para conseguirlo, habitualmente se utiliza aceite de coco de menor calidad.
  2. Que cuente con certificación ecológica. Este sello quiere decir que el aceite de coco proviene de cocos cultivados sin pesticidas ni herbicidas. En este sentido, nuestro aceite de coco cuenta con el sello CAAE, organismo responsable de la certificación ecológica de productos agroalimentarios en España.

Que el aceite de coco sea virgen extra y ecológico significa que nos encontramos ante un producto natural y libre de químicos. Por tanto, de calidad y totalmente beneficioso para nuestra salud.

Recuerda que puedes emplearlo como complemento a nivel culinario para dar un toque de sabor exótico a tus recetas o conseguir esa sensación delicada y dulce que otorga el coco a tus postres. Eso por no hablar de la infinidad de tratamientos de belleza que puedes preparar de forma casera. Puedes utilizar este producto como acondicionador, hidratante corporal…