Youtube
Facebook

¿Por qué el Aceite de Coco Virgen Extra cambia de estado?

Si utilizas nuestro Aceite de Coco Virgen Extra Ecológico habrás observado que, dependiendo de la época del año y de si lo cocinamos o no, podemos encontrarlo sólido o líquido. Es decir, cambia de estado. Si esta cuestión te ha rondado alguna vez por la cabeza, toma nota porque te explicamos el motivo.

El hecho de que el aceite de coco cambie de estado se debe a su propia composición. El contenido de grasas saturadas de este aceite hace que su punto de fusión sea alto. Es decir, que se mantenga sólido en frío, como sucede con la mantequilla, por ejemplo; que se convierte en líquido cuando la temperatura supera los 24ºC.

Este comportamiento se produce tanto si mantenemos el producto a temperatura ambiente como si lo cocinamos. Así, por ejemplo en nuestras recetas, tenderá a solidificarse cuando lo utilicemos para preparar platos fríos y se mantendrá líquido cuando lo empleemos en recetas tipo wok. También puede suceder que utilicemos el aceite en estado líquido en una receta y que, posteriormente, se solidifique como parte de un proceso, como por ejemplo al preparar coberturas de chocolate, pastas untables o cuando preparamos una base de galletas para una tarta, elaboraciones todas ellas que conllevan un proceso de enfriado.

A la hora de elaborar recetas de repostería, el aceite de coco es nuestro mejor aliado si queremos compactar, unificar o ligar bien varios ingredientes, como mencionábamos con las bases de galleta para tartas, por ejemplo.

Con respecto a los cambios de estado del aceite de coco, a su paso de líquido a sólido según la temperatura a la que se encuentre, lo mismo ocurre simplemente si lo tenemos guardado en casa. En invierno, lo encontraremos sólido y en verano o cuando se superen esos 24ºC, líquido. Relacionado con este comportamiento, puede surgir la duda de si la calidad y durabilidad del aceite de coco se ve afectada. No hay nada de lo que preocuparse. Los cambios de estado no implican ningún tipo de alteración. El aceite de coco, de hecho, se puede mantener guardado a temperatura ambiente hasta dos años. Su conservación, además, es muy sencilla. No debemos tener en cuenta más que una premisa: resguardarlo lo más posible de la luz.

Ya sabes la respuesta si alguien te pregunta por qué el aceite de coco se solidifica o se vuelve líquido. Si alguien te pregunta alguna vez, recuerda que tiene que ver con su composición, y que se vuelve sólido cuando se encuentra por debajo de 24ºC.