Youtube
Facebook

El aceite de oliva y la dieta mediterránea

Olives, olive oil and bread on the wooden table

Las diferentes culturas que han habitado las tierras del Mediterráneo han ido construyendo a lo largo de milenios hábitos alimentarios propios que se basan en la “Trilogía Mediterránea”: pan, aceite y vino.

La ciencia ha puesto de manifiesto los excepcionales beneficios para la salud de este modelo alimentario, especialmente a raíz de la constatación de que la incidencia de enfermedades coronarias era notablemente inferior en países que adoptaban este modelo de alimentación en relación a otros países del norte de Europa.

El aceite de oliva es uno de los pilares de este modelo alimentario. Representa un tesoro dentro de la dieta mediterránea gracias a sus propiedades beneficiosas para la salud, perdurando a través de los siglos en las costumbres gastronómicas de los pueblos que habitaban estas regiones.

A lo largo de una serie de post iremos repasando los elementos básicos que componen este esquema; para empezar, destacamos varios conceptos clave a adoptar sobre los que se debe asentar este modelo:

  • Moderación. El estilo de vida occidental, con un grado de sedentarismo elevado, hace innecesario un elevado aporte energético.
  • Cocinar. Es importante tomarse un tiempo para preparar los alimentos que se consumirán en familia o con amigos, y hacer de esta actividad un momento de relajación.
  • Socialización. El consumo de alimentos en compañía potencia su valor social y cultural. Sentarse alrededor de la mesa con seres queridos nos hace sentirnos parte de una comunidad.
  • Estacionalidad. Se debe dar prioridad al consumo de productos de temporada con el fin de aprovechar al máximo todas sus cualidades, respetar y contribuir a la preservación del medio ambiente y la biodiversidad.
  • Actividad. La actividad física moderada es un elemento indispensable en un modelo basado en la Dieta Mediterránea, pues contribuye a regular el gasto energético y a mantener un peso saludable.
  • Descanso. Es importante respetar las horas de descanso dentro de un estilo de vida saludable y equilibrado.