Youtube
Facebook

Aceite de coco, un potente hidratante y antiarrugas

¿Utilizar aceite de coco a nivel cosmético? Que no te extrañe. No hay nada de raro en ello. Desde tiempos inmemoriales el aceite se ha utilizado como base para preparar lociones, por ejemplo. Sin ir más lejos, los romanos utilizaban aceite de oliva para hidratarse la piel por sus bondades estéticas. Lo mismo ocurre en la actualidad con el aceite de coco, cuyo uso nos aporta múltiples beneficios tanto a nivel culinario como también a nivel cosmético.

El aceite de coco, de hecho, destaca hoy en día como una tendencia en el ámbito de los tratamientos de belleza. Muchos de los productos que utilizamos incluyen a este aceite entre sus componentes. Y es que, son muchas las bondades de este producto.

Como aceite vegetal, el aceite de coco ayuda a mantener nuestra piel hidratada, en tanto que es capaz de penetrar en las capas más profundas de la piel y es rico en vitamina E. Además, estimula las fibras encargadas de producir el colágeno, que es el responsable de la firmeza de nuestra piel.

Las consecuencias enumeradas anteriormente son las responsables de que cada vez un volumen mayor de consumidores se decante por utilizar productos con aceite de coco como hidratante y antiarrugas. Si bien hay muchas opciones en el mercado, lo mejor es utilizar este producto directamente. Es decir, crear nuestros propios tratamientos de forma casera a base de aceite de coco. 

Los tratamientos con aceite de coco y de oliva, en general, son muy beneficiosos para la salud de nuestra piel. Nos ayuda a mantenerla joven y cuidada. Si mantenemos un hábito estético regular y, además, utilizamos un producto de calidad, estaremos multiplicando los beneficios. Por ello, no dudes en preparar tu ritual de belleza tú misma de forma casera. Notarás los resultados.